CD2A8199

La Transpyr ha entrado hoy en territorio navarro en su penúltima etapa, antes de afrontar mañana la llegada a Hondarribia y completar así la misión de unir el mar Mediterráneo y el Cantábrico. Los 135 kilómetros de hoy, con mucha lluvia, entre Jaca y Burguete-Roncesvalles conforman la etapa más larga de la Transpyr, un factor que añade aún más épica a los ciclistas que mañana se coronarán como graduados en mountain bike. Habrán completado los 775 kilómetros de una de las cinco pruebas por etapas más duras del mundo, y que este año ha estado marcada por la fortaleza de los participantes, que han sufrido menos abandonos que en años anteriores.
Como colofón, mañana la Transpyr entra en el país vasco en una etapa de 96 kilómetros y con final en la playa de Hondarribia, donde se dará la bienvenida a los ciclistas y se hará la ceremonia de entrega de premios y diplomas para los ciclistas que han venido de 26 países de todo el mundo.

En la GAES Transpyr Backroads hoy también se ha vivido la etapa con más kilómetros de la prueba, 168, con duras ascensiones como la del puerto de Larrau. El pelotón ha completado la que muchos consideran la jornada más bonita de la carrera, con paisajes inigualables como el del puerto de Arguibel (Puerto de los Navarros). El centenar de participantes en la Transpyr Road también completará mañana su reto más emotivo y desafiante, el cruzar por carreteras inhóspitas toda la vertiente sur de los Pirineos en siete etapas.

Tags:

Compartido:

Oriol Sallent