1

Las dos jornadas iniciales de Transpyr Coast to Coast, enmarcadas por el calor y el notable esfuerzo, mostraron desde el punto de partida los primeros rastros del cansancio. Pero la ilusión por enfrentarse a la tercera jornada, consistente en 114 kilómetros repartidos entre La Seu D´Urgell y Pont De Suert, ha sido la responsable de que los participantes se hayan enfrentado al tercer día con unas ganas y una ilusión que distan mucho de ir a pedales. “Muchas carreras van a copiar el formato de la Transpyr, porque es impecable. Es una maravilla poder disfrutar de los amigos y del maravilloso paisaje al poner fin al tramo cronometrado”, explica el nuevo embajador de Transpyr Coast to Coast, Vítor Gamito.

2

MODALIDAD MTB

La jornada ha sido algo complicada. Los ganadores de la tercera etapa han vuelto a ser los imbatibles Ibon Zugasti y Tomi Misser. Zugasti ha terminado la jornada con una rama clavada en su brazo izquierdo. El ciclista ha hecho gala de su habitual fuerza al continuar junto a Toni Misser el trayecto hasta llegar a la ambulancia del tercer avituallamiento, donde le han puesto puntos.

Sumado al abrumador calor, que se ha convertido en un habitual de Transpyr Coast to Coast 2017, hemos de añadir las constantes y acusadas subidas. La presente entre Gerri de la Sal y Peramea, al coincidir con el momento de calor álgido, ha sido especialmente dura para los ciclistas. Todos han coincidido en afirmar que el vaivén de subidas ha sido realmente emocionante.“Cuando pensabas que por fin venía una bajada, te encontrabas con otra subida”, repetían entre suspiros y risas los ciclistas en el tercer avituallamiento. También han coincidido en señalar la apabullante belleza del Lago de Moncortés y el crisol de emociones positivas resultante de cruzar la meta en Pont de Suert.

3

MODALIDAD CARRETERA

 

La dificultad media-alta de la tercera etapa era algo inferior a la de la jornada anterior, pero el acusado calor ha vuelto a reforzar el reto. Los primeros 50 kilómetros han sido muy duros: subir los 1000 metros de desnivel de Port del Cantó, para más tarde acatar

Alt d´Enviny, ha sido una auténtica hazaña. Pese a todo, los ciclistas han llegado al primer avituallamiento en buenas condiciones. El incremento de temperatura ha hecho que la llegada a Pont de Suert, pese a ofrecer pocos desniveles, se haya hecho algo dura. Sin embargo, los asistentes estaban muy bien preparados: los primeros han llegado en cinco horas y media. El último bucle de Enviny y los últimos kilómetros de Pont de Suert han sorprendido a los participantes por su descomunal belleza.

4

Tags:

Compartido:

Transpyr