_DSC8864

La Transpyr ha completado la tercera etapa entre La Seu d’Urgell y El Pont de Suert, y se encuentra ya a las puertas del Pirineo aragonés, donde mañana se adentrará de camino hacia Aínsa. Parece que el cambio de fechas, que han avanzado la Transpyr casi un mes en relación a otros años, está favoreciendo a los ciclistas porque las temperaturas son más soportables. Sin embargo, y pese a que por primera vez en la historia de la prueba se completó una primera etapa sin ningún abandono, la acumulación de cansancio está empezando a pasar factura entre el grupo, que hoy ha tenido una etapa larga y muy física, con descensos muy técnicos.
Los más rápidos han sido los hermanos Raul y Luis Oliver, de El Prat de Llobregat.
Mañana les espera una etapa de 98 km y casi 3.000 metros de desnivel positivo, que volverá a poner a prueba la capacidad física y mental de los ciclistas.

Mientras tanto, en la GAES Transpyr Backroads los ciclistas de carretera hoy han estrenado la etapa con la dura ascensión al puerto del Cantó, donde Ibon Zugasti (Imparables) ha vuelto a ser el más rápido. El gran grupo ha completado la larga etapa de hoy de 137 km y 3.150 metros de desnivel.

 

Tags:

Compartido:

Oriol Sallent