CD2A4664

Con la disputa de la cuarta etapa la Transpyr ha superado hoy su ecuador, dejando atrás Catalunya para adentrarse en el Pirineo aragonés. La meta situada en el histórico municipio de Aínsa (Huesca) ha vivido la llegada de los supervivientes de esta prueba, que terminará el próximo sábado en la playa de Hondarribia.

La de hoy ha sido una etapa de casi 100 kilómetros, con una larguísima bajada final de quince kilómetros desde la Peña Montañesa. Este último tramo ha puesto a prueba la destreza y la resistencia de los ciclistas con un descenso muy poco habitual por su combinación de tramos muy técnicos y exigentes con otras que permiten disfrutar al máximo de la velocidad y la diversión con la bicicleta.

La etapa de mañana, con final en Jaca, discurre por los mejores senderos de las comarcas aragonesas del Sobrarbe y Jacetania, con 89 km y 2.300 metros de desnivel.

Tags:

Compartido:

Oriol Sallent