M7LMETA_URI1853

La meta situada en el puerto deportivo de Hondarribia (Guipúzcoa) ha sido escenario hoy de la llegada de la Transpyr Coast to Coast 2016. Los cientos de participantes han ido llegando después de la última etapa, que ha unido Navarra (la salida era en Burguete) con el País Vasco. Se han ido sucediendo las imágenes de emoción y mucha satisfacción de los participantes que han conseguido el reto de unir en siete días el mar Mediterráneo con el Cantábrico, un reto sólo al alcance de los más preparados, y que este año han alcanzado el 81% de los 400 que salieron de Roses hace una semana. La etapa de hoy ha estado marcada también por la lluvia, que ha acompañado al grupo durante la segunda mitad de la Transpyr.

Tanto los que lo han hecho en bicicleta de montaña como por carretera han tenido que exprimirse al máximo, gestionando su esfuerzo y capacidad de soportar el cansancio, para alcanzar el reto de superar esta prueba de resistencia. La ceremonia final ha coronado los finishers como auténticos graduados en Mountain Bike y en ciclismo de carretera, en la edición que ha contado con más participantes que nunca y con un 56% de ciclistas extranjeros.

El equipo del alemán Steffen Thum y Rémi Laffont ha sido el más rápido en la modalidad de MTB, mientras que Ibon Zugasti (Imparables) se ha adjudicado la Gaes Transpyr Backroads.

CD2A8199

La Transpyr ha entrado hoy en territorio navarro en su penúltima etapa, antes de afrontar mañana la llegada a Hondarribia y completar así la misión de unir el mar Mediterráneo y el Cantábrico. Los 135 kilómetros de hoy, con mucha lluvia, entre Jaca y Burguete-Roncesvalles conforman la etapa más larga de la Transpyr, un factor que añade aún más épica a los ciclistas que mañana se coronarán como graduados en mountain bike. Habrán completado los 775 kilómetros de una de las cinco pruebas por etapas más duras del mundo, y que este año ha estado marcada por la fortaleza de los participantes, que han sufrido menos abandonos que en años anteriores.
Como colofón, mañana la Transpyr entra en el país vasco en una etapa de 96 kilómetros y con final en la playa de Hondarribia, donde se dará la bienvenida a los ciclistas y se hará la ceremonia de entrega de premios y diplomas para los ciclistas que han venido de 26 países de todo el mundo.

En la GAES Transpyr Backroads hoy también se ha vivido la etapa con más kilómetros de la prueba, 168, con duras ascensiones como la del puerto de Larrau. El pelotón ha completado la que muchos consideran la jornada más bonita de la carrera, con paisajes inigualables como el del puerto de Arguibel (Puerto de los Navarros). El centenar de participantes en la Transpyr Road también completará mañana su reto más emotivo y desafiante, el cruzar por carreteras inhóspitas toda la vertiente sur de los Pirineos en siete etapas.

M5L1_URI8535

Cinco etapas completadas y sólo dos para alcanzar el reto de los Pirineos, la misión de la Transpyr.
Los participantes han llegado hoy a Jaca, en el corazón del Pirineo alto aragonés, en la que ha sido la primera etapa con lluvia y frío de esta edición. El grupo ha salido de Aínsa para afrontar los 89 km y 2.300 metros de desnivel con muchos senderos y la dura ascensión al Monte Oturia, donde había sólo 4ºC.

Mañana la prueba dejará Aragón para entrar en Navarra con unos larguísimos 136 kilómetros y 2.650 metros de desnivel positivo entre Jaca y Burguete-Roncesvalles, experimentando el cambio de paisaje del Pirineo aragonés al navarro. Thum y Laffont siguen comandando sin problemas la tabla de tiempos.

 

CD2A4664

Con la disputa de la cuarta etapa la Transpyr ha superado hoy su ecuador, dejando atrás Catalunya para adentrarse en el Pirineo aragonés. La meta situada en el histórico municipio de Aínsa (Huesca) ha vivido la llegada de los supervivientes de esta prueba, que terminará el próximo sábado en la playa de Hondarribia.

La de hoy ha sido una etapa de casi 100 kilómetros, con una larguísima bajada final de quince kilómetros desde la Peña Montañesa. Este último tramo ha puesto a prueba la destreza y la resistencia de los ciclistas con un descenso muy poco habitual por su combinación de tramos muy técnicos y exigentes con otras que permiten disfrutar al máximo de la velocidad y la diversión con la bicicleta.

La etapa de mañana, con final en Jaca, discurre por los mejores senderos de las comarcas aragonesas del Sobrarbe y Jacetania, con 89 km y 2.300 metros de desnivel.

_DSC8864

La Transpyr ha completado la tercera etapa entre La Seu d’Urgell y El Pont de Suert, y se encuentra ya a las puertas del Pirineo aragonés, donde mañana se adentrará de camino hacia Aínsa. Parece que el cambio de fechas, que han avanzado la Transpyr casi un mes en relación a otros años, está favoreciendo a los ciclistas porque las temperaturas son más soportables. Sin embargo, y pese a que por primera vez en la historia de la prueba se completó una primera etapa sin ningún abandono, la acumulación de cansancio está empezando a pasar factura entre el grupo, que hoy ha tenido una etapa larga y muy física, con descensos muy técnicos.
Los más rápidos han sido los hermanos Raul y Luis Oliver, de El Prat de Llobregat.
Mañana les espera una etapa de 98 km y casi 3.000 metros de desnivel positivo, que volverá a poner a prueba la capacidad física y mental de los ciclistas.

Mientras tanto, en la GAES Transpyr Backroads los ciclistas de carretera hoy han estrenado la etapa con la dura ascensión al puerto del Cantó, donde Ibon Zugasti (Imparables) ha vuelto a ser el más rápido. El gran grupo ha completado la larga etapa de hoy de 137 km y 3.150 metros de desnivel.

 

M2L1_URI3604

Hoy se ha celebrado la segunda etapa de la Transpyr, con un recorrido de que ha unido Camprodon con La Seu d’Urgell, con 117 km y 2.700 metros de desnivel. La prueba se ha adentrado de lleno en el Pirineo, con la larga ascensión a la Collada de Toses y el paso por la estación de esquí de La Molina, para acabar entrando en el Pirineo de Lleida con final de etapa en La Seu d’Urgell. Hoy se han producido los primeros abandonos de la Transpyr, algunos por problemas mecánicos y otros provocados por la dureza del recorrido y las caídas. Steffen Thum y Rémi Laffont han vuelto a ser los más rápidos en la etapa de hoy.

La de mañana es la considerada etapa reina de la Transpyr, con un recorrido de 114 kilómetros y un desnivel de 3.200 metros entre La Seu d’Urgell y El Pont de Suert, lo que la convierte en la más dura de las siete etapas de la prueba.

La GAES Transpyr Backroads ha vivido hoy una de las etapas más exigentes con la colosal subida al Coll de Pradell, considerado uno de los más duros de Cataluña con rampas de hasta el 20% de desnivel. En el tramo coronometrado del día se ha impuesto de nuevo Ibon Zugasti (Imparables).
La etapa de mañana presenta un perfil de 137 km y 3.150 metros de desnivel positivo, también con un alto nivel de exigencia con la larga ascensión al puerto del Cantó.

M1L1_URI1505

Los 400 participantes de Transpyr Coast to Coast ya se encuentran en Camprodon, después de una dura primera etapa con mucho barro, con 116 km y un desnivel de 2.100 metros. Las lluvias caídas en los últimos días habían empapado mucho el terreno y en los últimos 30 kilómetros, de subida des de Tortellà y hasta la línea de meta en Camprodon, el pedaleo se ha hecho mucho más exigente. Los participantes han ido llegando a partir de las dos y durante toda la tarde, en un escenario final con mucho público pendiente de las llegadas. Los primeros en llegar  a Camprodon han sido el tándem formado por el alemán Steffen Thum y el francés Rémi Laffont, del equipo Rose Vaujany. La etapa de mañana enlazará Camprodon con La Seu d’Urgell, con 117 km i 2.700 metros de ascenso positivo.

En cuanto a la GAES Transpyr Backroads, el pelotón ha completado una etapa inicial de 155 km, con unos 90 kilómetros bastante suaves que les ha introducido en el Pirineo, que les ha recibido con duras rampas como  las del Coll de la Boixeda, donde se ha tomado el tiempo en el tramo de 12 km del reto del día. El más rápido ha sido Ibon Zugasti, del equipo Imparables. Mañana les esperan 150 km con 3.200 metros de desnivel hasta llegar a La Seu d’Urgell.

nat geo

TRANSPYR GRAN RAID MTB  es una de las diez mejores pruebas ciclistas del mundo, según publica la revista Aventura National Geographic en su número del mes de junio. En un amplio reportaje con fotos a todo color la publicación destaca de TRANSPYR GRAN RAID MTB como una de las aventuras de Mountain Bike más excitantes y memorables en las que uno puede tomar parte, poniendo acento en la misión de alcanzar el mar Cantábrico saliendo del Mediterráneo, después de sumergirse en los valles y pueblos de la vertiente sur de los Pirineos y cruzar Cataluña, Aragón, Navarra y Euskadi. El reportaje explica que es aquí donde se encuentra la esencia de la prueba, en atravesar la fabulosa cordillera pirenaica de costa a costa, uniendo dos mares en siete etapas en las que los participantes combinan lo mejor de sí mismos: rendimiento, resistencia, capacidad de superación y compañerismo, incrementando el espíritu de aventura en un paraje de belleza extraordinaria que sale de Roses y pasa por Camprodon, La Seu d’Urgell, El Pont de Suert, Aínsa, Jaca, Burguete y Roncesvalles, hasta llegar a Hondarribia.

El reportaje, publicado pocos días antes del inicio de una nueva edición de TRANSPYR GRAN RAID MTB,  también destaca que en paralelo se disputa la GAES TRANSPYR BACKROADS, la versión en bici de carretera que discurre por vías y puertos de montaña casi desconocidos.

Puedes leer el reportaje completo